Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2006

El Abogado

A pesar del profuso papeleo, De los martes de nota y cafecito, Del árido latín, del medioevo Que pervive en el ritual de los escritos. A pesar de los tontos tribunales Con sus jueces vanidosos y uniformes. A pesar de los bienes y los males, A pesar de su oficio; está conforme De jugarse la boca en cada juicio Intentando romper un maleficio Para justicia de los desvalidos. Lancerote, Quijote o Brancaleone Defendiendo a un infame Don Corleone De la inmensa amenaza del olvido. ElQuique. La Plata, 12 de mayo de 2006

Crónicas Misioneras (segunda entrega)

Una de polacos. En Misiones se discrimina a los polacos y –por extensión y semejanza- a los que son demasiado blancos. Me dicen que este desprecio viene importado de Europa pero, como nunca estuve allí, no estoy seguro. La cosa es –con todo- bastante inofensiva y no ha traído nunca persecuciones ni censura ni expoliaciones ni latrocinios ni deportaciones. Lo cierto es que en Misiones la expresión “polaco” equivale exactamente a la expresión porteña “negro” y connota las mismas cosas. Se sabe que el “negro” porteño vive en las villas y por eso se lo suele llamar despreciativamente “negro villero”. El “polaco” misionero vive en las chacras y por eso es común que se lo llame “polaco chacra”. Todo esto parece confirmar que la discriminación en la Argentina –ya sea de negros o de polacos- no tiene tanto que ver con la etnia o el origen nacional, sino más bien con la condición social: los negros villeros y los polacos chacras son pobres; pero dejemos esas teorías para los que saben. Mien