Desaparecidos

Ni laureles eternos, ni la muerte
Con gloria, la que habían prometido
En un himno gritado y encendido;
No tuvieron siquiera aquella suerte.

No vieron de sus madres el calvario,
Pañuelo de llorar hecho bandera.
No tuvieron su caja de madera,
Su lápida, su cruz y su rosario.

Les quitaron la risa, el rostro, el nombre;
Les negaron la suerte de los hombres.
Les poblaron la muerte de ruido,

Eléctrica punción y desencanto.
Les sacaron los ojos y hasta el llanto.
Les prohibieron también haber nacido.

Enrique Catani
La Plata, 31 de julio de 2007

Comentarios

Camiseta Personalizada dijo…
Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Se você quiser linkar meu blog no seu eu ficaria agradecido, até mais e sucesso.(If you speak English can see the version in English of the Camiseta Personalizada.If he will be possible add my blog in your blogroll I thankful, bye friend).

Entradas más populares de este blog

La chica que me ayuda

El Problema de las Cláusulas Constitucionales Programáticas

La gota fría